BREVE BIOGRAFÍA DE VÍCTOR CANO RUIZ (1882-1951)

1. Nacimiento (1882)

       Don Víctor Cano Ruiz nació en la calle de la Víctor Cano Ruiz (1882-1951). Fotografía tomada el día de su boda con María Faro de la Vega (Ramales de la Victoria, febrero de 1910). Víctor tenía 27 años de edad. Plaza Mayor nº 1, de Santoña (Santander) a las cinco de la mañana del día 30 de junio de 1882.

       El 1º de julio a las cuatro de la tarde, su padre, don Leandro Cano Gracia, de cuarenta y dos años de edad, natural de Pozuelo de Calatrava (Ciudad Real), Teniente de Infantería y vecino de Santoña, lo registró en el Registro Civil de la población (ver acta de nacimiento) con el nombre de Pablo Víctor Cano Ruiz. Declaró que el niño era hijo legítimo suyo y de su mujer, doña Manuela Ruiz Escajadillo, de veinticinco años de edad, natural de Ampuero (Santander).

       Los abuelos paternos del recién nacido habían sido don Ramón Cano y Cano, natural de Pozuelo de Calatrava (Ciudad Real), labrador, y que fue vecino del dicho pueblo, y doña Juliana Gracia Sánchez Quesada, también natural de Pozuelo. Ambos habían ya fallecido.

       El abuelo materno también había ya fallecido y fue don Manuel Ruiz González, natural de Ampuero (Santander). La abuela materna, doña María Santos Escajadillo del Cerro, era natural de Ampuero, pero vecina de Santoña.

       Los testigos fueron Juliano Muñoz Jiménez (Capitán) y Vicente Santa María Sáez (Alférez), compañeros de Arma de don Leandro, ambos casados y domiciliados en Santoña.

2. Muerte de su padre y viaje a México (1896)

       El 3 de noviembre del año 1893 don Leandro estaba de servicio en Santander. En el muelle estaba fondado el vapor Cabo Machichaco. La dinamita que llevaba abordo explotó y produjo muchos muertos y heridos. Don Leandro fue alcanzado por la explosión y sufrió graves heridas, sobre todo en las piernas. Quedó imposibilitado para el servicio militar.

       José María Pereda, en su novela "Pachín González" escrita en 1805, relata la tragedia del Cabo Machichaco. La explosión ocurrió el 3 de noviembre de 1893. Aquel día por la mañana, se había declarado fuego a bordo del gran vapor, atracado en la cabecera de uno de los muelles. Por la tarde, la Guardia Civil y la Policía habían despejado un buen espacio entre el vapor y los curiosos que miraban cómo se quemaba. La "quema" estaba entre el palo delantero y la máquina. Había bomberos, marinos y paisanos trabajando, sacando mercancía del barco y tratando de apagar el fuego. Allí estaban el gobernador civil, los ingenieros del puerto, el comandante general y el coronel de las fuerzas que prestaban servicio afuera. También estaba los jefes de la Guardia Civil, de la Mariana y el alcalde, en fin, todas las autoridades de la ciudad y de su puerto. En el vapor venían centenares de cajas de dinamita, que también sacaban del barco. La explosión ocurrió después de las cuatro de la tarde. El saldo fue de 200 muertos, más de 200 heridos graves y muchísimos leves.

       Al parecer, a consecuencia de las heridas sufridas, don Leandro —que había sido ascendido a Capitán y Comandante— murió el 6 de febrero de 1896.

       Por aquella época, Víctor tenía trece años y, probablemente después de haber terminado los estudios primarios, en el verano de 1896, su madre decidió enviarlo a América con sus tíos Víctor y Daniel Ruiz. Francisco Cano (c.1879), su hermano mayor, ya se le había adelantado, quizá uno o dos años antes.

       Su tío Víctor Ruiz fue con quién tuvo más relación. Parece ser que, cuando Víctor Cano llegó a México su tío Víctor estaba casado con su primera mujer. Al morir ésta decidió contraer segundas nupcias con su sobrina Julia, hija menor de don Leandro y doña María.

3. Primeros años en México (1896-1910)

       Los dos primeros años de su estancia en la Ciudad de México, Víctor trabajó como dependiente en el Palacio de Hierro. Por la noche, al terminar el trabajo, sacaba un colchón de debajo del mostrador y allí mismo dormía hasta el día siguiente. Ganaba un sueldo de cinco pesos al mes.

       Desde aquella época, debido a su extremada delgadez, comenzaron a llamarle su amigos, familiarmente, el Tirillas.

       Hacia 1898, sus tíos los Ruiz Escajadillo le pidieron que se trasladara a la "Zona Lagunera", es decir, a la ciudad de Torreón (Coahuila), en dónde la firma "Ruiz Hermanos" tenía un molino de harina y tierras. En Gómez Palacio (Durango) —que forma prácticamente una sola ciudad con Torreón y Lerdo— tenían una finca llamada La Loma. La Hacienda de La Loma perteneció a la familia Gardé y está en el municipio de Lerdo, cerca al río Nazas. Ahí fue donde Francisco Villa fue nombrado jefe de la División del Norte. De hecho, ahí se creó la mencionada División, antes de la toma de Torreón en 1913 (ver video sobre la Hacienda de la Loma). Los Ruiz Escajadillo cultivaban algodón. También tenían una gran hacienda, llamada Tres Villas, cercana a Irapuato (Guanajuato). Víctor, a sus dieciséis años, aprendía rápidamente y pronto quedó como administrador de esos bienes.

       Desde 1912 hay constancia de que Víctor cruzaba la frontera con Estados Unidos con cierta frecuencia, probablemente por motivos comerciales. En la página de Ancestry.com hay los siguientes registros, de 1909 a 1920:

      • 17 de marzo de 1912: en Laredo, Texas (viaje de Gómez Palacio, Durango, a San Antonio, Texas, con con María Faro de la Vega, su mujer (ver registro), que el 29 de febrero de ese año había tenido a su primer hijo, Raul). Quizá Víctor dejó a su mujer en San Antonio con alguna persona conocida y volvió por ella en el siguiente viaje de mayo .
      • 5 de mayo de 1912 (ver registro): en El Paso, Texas. Esta vez va sólo. Quizá fue a recoger a su mujer a San Antonio.
      • 4 de octubre de 1918: en Laredo, Texas (provenía de San Luis Potosí). En esta época ya residía en la Ciudad de México.
      • 25 de junio de 1920: en Laredo, Texas (provenía de Uruapan, Mich.). En esta época ya residía en la Ciudad de México.

4. Matrimonio con doña María Faro de la Vega (1910)

       Así llegó el fatídico año de 1910. Antes del estallido de la Revolución (20 de noviembre), Víctor hizo un viaje a España para ver a su madre y a sus hermanos. Tenía entonces veintiocho años de edad.

       Durante ese viaje conoció a María Concepción Faro de la Vega. Al parecer su padre, don Fidel Faro Arche, trabajaba en esa época como profesor de Instituto en Ramales (Santander). Aunque María había nacido en Valladolid el 17 de mayo de 1884, sus padres, don Fidel y doña Luisa de la Vega Cobo, eran naturales de La Cavada (municipio de Riotuerto, Santander).

       Víctor y María se casaron ese año de 1910, en Ramales de la Victoria. Al poco tiempo marcharon a México y se instalaron en Gómez Palacio, Durango. Ahí nació Raul, su hijo mayor, el 29 de febrero de 1912. Dos años más tarde, en febrero de 1914, nació María Luisa, también en Gómez.

5. Los años de la Revolución (1911-1925)

       El 20 de noviembre de 1910 comenzó en México la Revolución. A partir de entonces y hasta 1915 no hubo paz en todo el país. Distintas facciones se disputaban el poder: Ignacio Madero, Victoriano Huerta, Emiliano Zapata, Francisco Villa, Venustiano Carranza...

       En abril de 1914, el general Francisco Villa, llegó a Torreón. Papa nos ha contado que se instaló en una de las haciendas que administraba nuestro abuelo Víctor, al parecer llamada La Loma (o quizá era la "Media Luna", que pertenecía a la firma "Ruiz Hermanos"), con todos sus soldados y caballos. Víctor le pidió que retiraran los caballos de las áreas de cultivo. Villa accedió, pero más tarde dio instrucciones para que eliminaran a ese gachupincito.

       Víctor tuvo que salir de Torreón exiliado por Francisco Villa con los demás españoles que vivían en esa ciudad (ver "El éxodo de la colonia española bajo la orden del general Francisco Villa"). Su segunda hija, María Luisa, tenía sólo dos meses de nacida, y Raul, el mayor, dos años de edad. Víctor y María, con sus dos hijos, tuvieron que vivir una temporada en El Paso del Norte, Texas. Al parecer, en aquella época, Víctor hizo dos viajes a México, quizá para explorar las posibilidades de instalarse ahí con su familia en un tiempo no muy lejano. El único testimonio cierto que hemos encontrado de aquellos viajes es su regreso a El Paso, en el primer viaje y a Torreón, en el segundo.

       En el regreso del primer viaje Víctor embarco en Veracruz, el 31 de octubre de 1914, abordo del barco llamado "Ciudad de Tampico" con otros veinticinco pasajeros. En total eran veinte hombres y seis mujeres. Llegó Puerto de Galvestón, Texas, el día 4 de noviembre. Su nombre aparece en la lista de pasajeros. Además de Víctor había otros dos españoles. Los demás eras mexicanos (13) o americanos (10). Sólo dos de ellos no sabían leer. Había ocho solteros (siete varones y una mujer).

       En ese documento se mencionan algunos datos de Víctor:

      • Name: Cano Ruiz, Víctor.
      • Years: 32.
      • Occupation: merchant (comerciante).
      • Nationality: Spanish.
      • Last Permanent Residence: Veracruz.
      • The name and complet adresse of relative or friend in country whence were came: Fco. Cano Ruiz (hermano mayor de Víctor), 3a. San Agustín 77, México.
      • Final Destination: El Paso, Texas.

       Al parecer otros dos pasajeros viajaban con Víctor, pues están a continuación de su nombre, españoles y con las mismas referencias: Julio Méndez (38 años, soltero, Clerc = clérigo), José Vizcaya (60 años, casado, merchant).

       Pocos meses más tarde, el 2 de marzo de 1915, Víctor hizo un segundo viaje a México, donde ya vivía su hermano Francisco. De regreso, tomó el barco "SS Texas" en el Puerto de Veracruz y, después de tres días de navegación, el 6 de marzo desembarcaba en Nueva Orleans (ver lista de pasajeros). Su destino final era la Ciudad de Torreón (más exactamente, Gómez Palacio), en donde probablemente ya estaba instalada su mujer con sus dos hijos. El peligro de la revolución había pasado y la familia había podido volver a su residencia habitual.

       Probablemente en ese mismo año de 1915 se trasladó la familia Cano Faro a la Ciudad de México. En Torreón habían nacido Raul (29-II-1912) y María Luisa (II-1914). En México nacerían los restantes: Luz María (1916), Pepe (1917), Víctor (1919) y Araceli (1924).

       Su tío materno, Daniel Ruiz Escajadillo (c.1865), hizo un viaje a España por aquella época y regresó a México, pasando por Nueva York, abordo del Montevideo, que zarpó del Puerto de Cádiz el 30 de septiembre de 1915. Le acompañaba su hijo Víctor Ruiz Echevarría (c.1899) (ver lista de pasajeros).

       En 1920 la familia Cano Faro pasó un año en Madrid, España. Raúl, el mayor, se quedó en Santander durante el invierno, para continuar sus estudios en el Colegio los Cántabros. Vivía con la abuela Luisa de la Vega que, cuándo Raúl le hacía alguna picardía, le decía: "¡que te doy una de cuello vuelto!". El verano lo pasaban juntos en la casa de La Cavada.

       Los Cano Faro volvieron a México, pero por poco tiempo, pues la persecución religiosa les obligó a marchar nuevamente a España. En la época de Álvaro Obregón vivía la familia en la calle de Tonalá nº 125. Víctor Cano Faro recuerda haber asistido cuando era pequeño a uno de los desfiles en los que se aclamaba a Obregón.

       Durante esa época, don Víctor tenía el Molino La Esperanza y había adquirido terrenos en lo que más tarde (en 1940) serían los fraccionamientos de Los Ángeles (alrededor del Puerto de Liverpool de Insurgentes Sur) y San José Insurgentes.

6. Vuelta a España. La Guerra civil (1925-1940)

       En 1925 se instalaron en Madrid, en la calle de Núñez de Balboa 1315, cerca del cine Goya y de la iglesia de La Concepción, en el barrio de Víctor Cano Ruiz (1882-1951). Foto tomada en Madrid hacia 1927, cuando Víctor tenía unos 45 años de edad.Salamanca, donde solía ir la familia a Misa. Vivían con los pocos ahorros que don Víctor había hecho en México. Víctor, el hijo menor de los tres varones, iba al Colegio del Pilar, de los Hermanos Marianistas, en la calle de Velázquez.

       Más tarde la familia se cambió a un piso en la calle de O’Donell nº 7, frente al Retiro. Hacia 1935 ocuparon una tercera casa, en la calle de Marques de Riscal nº 9. Durante esa época, Víctor, el hijo menor, iba andando desde su casa a la Facultad de Medicina que estaba en la calle de San Bernardo.

       ¿A qué se dedicaba don Víctor desde 1925 a 1936 en Madrid? Seguramente a hacer rendir sus ahorros adquiridos en México y, junto con doña María, a la educación de sus seis hijos. Tenía que hacer viajes a México de vez en cuando. Por ejemplo, el 20-II-1929 fue padrino de bautismo, en México (Templo de Nuestra Señora de Lourdes, en Bolivar 37) de Julia Cano (hija de su hermano Ángel). Poco más tarde, hay constancia de un viaje que hizo de Veracruz (salida el 20-V-1929) a Nueva York (a donde llegó el 26-V-1929 y que después continuaría a Europa), en el barco Alfonso XIII. Víctor aparece en la lista de pasajeros.

       El 3 de noviembre de 1931 entra de nuevo a México, por Veracruz (ver documento de migración, fechado el 20 de febrero de 1932). En la Ciudad de México se hospeda en la casa de su tío Víctor Ruiz Escajadillo, en Uruguay 44. La firma Ruiz-Hermanos era propietaria del Molino "La Esperanza" situado en la esquina de las calles Fresno y Clavel, en la Colonia Santa María la Ribera. Ahí trabajó Víctor. Actualmente en esa esquina hay la embotelladora de FEMSA (Coca-Cola) CIEL Centro.

       En el Archivo General de la Nación hay registro de que en esa misma fecha entraron también a México, por Veracruz, María Luisa y Luzmaría Cano. El domicilio que se señala en los dos casos, en la forma de migración, es Zuluama 11 (y no Uruguay 44). También entró en México, en aquella ocasión, la esposa de Víctor, pues en marzo de 1932 hicieron un viaje juntos a Estados Unidos.

       En la pagina Ancestry.com, de 1932 a 1938, encontramos varios registros de cruce de la frontera con Estados Unidos, concretamente por Laredo, Texas. Lo que nos indica que Víctor viajó a México por los menos en tres ocasiones (1931-1933, 1937 y 1938), durante la larga estancia de la familia en España (1925-1940). El de 1933 pudo ser un cuarto viaje. De hecho, su cuñada Josefa Villanueva (esposa de Francisco Cano), cuando entró en México por Veracruz el 5-XII-1934, dió como referencia de persona conocida en México a Víctor Cano, con domicilio en Av. México n° 15 (Col. Hipódromo). Ella vivía en la Calle de Lerma n° 76 (Col. Cuahutemoc). Sin embargo, el 12-V-1934, Sara y Caridad Ruiz Cano (hijas de Víctor Ruiz y Julia Cano), de 22 y 18 años respectivamente, vivían en la Av. México n° 15. Daniel Ruiz Cano llegará a ese domicilio en el mes de septiembre.

      • 21 de marzo de 1932 (con María Faro de la Vega, su mujer)
      • 20 de abril de 1933
      • 30 de mayo de 1937
      • 15 de junio de 1938 (despúes de su viaje en el Normandie, desde Francia).

       En 1936 estalló en España la Guerra Civil. La familia Cano Faro pasaba el verano en La Cavada. Gracias a que Raúl y Pepe eran falangistas, La Casona. Residencia de la familia Cano Faro en La Cavada, Riotuerto, Cantabria (foto tomada en octubre de 2002).pudieron embarcar todos en un barco alemán y trasladarse a Francia, desde dónde pasaron a la Zona Nacional por el Pirineo Navarro y se pudieron instalar en el Hotel La Perla de Pamplona durante toda la contienda. Los dos hijos mayores estaban en el frente. Raúl como capitán de Infantería y Pepe como teniente de Regulares. A Víctor le había sorprendido la guerra en Londres. Más tarde también se presentaría como voluntario en las cajas de reclutamiento del Batallón de Esquiadores, que patrullaba en la zona del Pirineo Aragonés y Catalán. Las dos hermanas mayores, María Luisa y Luz María, eran enfermeras. La única hija que permanecía al lado de sus padres era la más pequeña, Araceli, que cuando comenzó la guerra tenía doce años de edad.

       El 30 de mayo de 1937, como ya hemos visto, Víctor Cano Ruiz cruza la frontera de Estados Unidos a México por Laredo.

       El 23 de marzo de 1938, en plena guerra civil española, Víctor hace un viaje a México. Desde el Puerto de Le Havre (Francia), abordo del Paquebot Normandie, viaja a Nueva York a donde llega el día 29 de marzo. Le acompaña su hija Luz María, que tenía entonces 21 años de edad (ver lista de pasajeros). Cruzan la frontera hacia México, por Laredo, el 15 de junio de 1938.

       En 1939, al ser ocupada la ciudad de Madrid por el Ejército Nacional, Víctor y su familia entran en la capital española. Al descubrir que la casa dónde vivían (calle Marqués de Riscal) estaba muy dañada por las vicisitudes de la guerra, se instalan en el Hotel Victoria, en la Plaza del Ángel. Ahí coincidirían una temporada con Baltasar Márquez y su padre. Baltasar, que ha vivido en México y ha sido siempre muy amigo de nuestra familia, se acuerda que María Luisa y Luz María eran muy guapas.

7. Regreso a México (1940)

       Al poco tiempo, la familia decidió volver a México, dónde tenían intereses y un porvenir más halagüeño para los hijos. Víctor, el más pequeño de los hijos varones, fue probablemente el último en salir de España, debido a su situación militar, y lo hizo el 7 de diciembre de 1939, en unas circunstancias muy peculiares (ver su biografía). Siete días más tarde, subía a bordo del Saturnia con destino a Nueva York. Al parecer esa Navidad de 1939 la pasó con sus padres y hermanos en Nueva York, donde llegó el 21 de diciembre, y seguramente fue muy especial para la familia Cano Faro. Qué alegría estar nuevamente todos juntos después de haber sufrido tantas penalidades durante los últimos tres años. Consta en un documento de migración que el 5 de enero de 1940 entró su madre a México por Veracruz. Seguramente ese fue el día en que toda la familia desembarcó en el puerto veracruzano procedente de Nueva York 30 .

       En 1941, don Víctor, además de promover el fraccionamiento de los terrenos que tenía en la zona sur de la ciudad, emprendió la fundación, junto con Raul, su hijo mayor, de lo que sería Cobre de México.

       En 1942 consigue la carta de naturalización y en 1945 el documento de identidad, es decir, la nacionalidad mexicana.

       Al terminarse de construir la fábrica en 1944, su hijo Víctor, se encargaría de ir a Cananea, para gestionar con el Sr. Mendelson (director de las minas) el primer envío de cobre.

       Doña María, su mujer, falleció el 8 de septiembre de 1946.

       Víctor, ya viudo, hizo un viaje a Río de Janeiro, Brasil, en 1950. La visa fue expedida en la embajada de Brasil en México, el 14 de junio de 1950 (viajó con su pasaporte mexicano expedido el 5 de junio de 1948), por 90 días. La dirección que reporta en México es Capuchinas n° 55, en la Colonia San José Insurgentes. Probablemente fue a Brasil para asistir a la Copa Mundial de Fútbol de 1950, que se llevó a cabo del 24 de junioal 16 de julio. Uruguay ganó a Brasil, en la final, 2 a 1. España quedó en cuarto lugar (perdió contra Suecia 3-1).

       Los primeros años de Cobre de México no fueron bien. En 1950 debían cuatro millones de pesos y tenían un capital de tres millones. Estaban virtualmente en quiebra.

       En 1951 estalla la Guerra de Corea y los metales suben de preció vertiginosamente. Al finalizar los seis primeros meses de ese año, Cobre de México tenía un saldo positivo de 31 millones de pesos y se habían pagado todas las deudas.

       Pero don Víctor no pudo ver la expansión de la empresa ya que falleció, quizá en la casa de Capuchinas 55, el 3 de septiembre de 1951. Recibió sepultura en el Panteon Español. Luego sus restos estuvieron, junto con los de María Faro, en la Parroquia de la Santa Cruz (Pedregal de San Ángel) y, en la actualidad (2006) se encuentran en la Cripta de la Parroquia de Lourdes (Lomas de Chapultepec).


bisabuelos.com